domingo, 3 de marzo de 2013

FASCITIS PLANTAR

La fascia plantar está formada por un tejido fibroso muy consistente que recubre la planta del pie desde su parte posterior hasta los metatarsianos.

Su lesión se asocia con frecuencia a obesidad y edad intermedia de la vida, habitualmente debido a microtraumatismos repetidos, como los que suceden durante el ejercicio, y se presenta con más frecuencia en el caso de deformidades de los pies, sobre todo la pronación de los mismos.

Clínicamente éstos pacientes presentan dolor en la parte posterior de la planta del pie, sobre todo (y ésto es importante) cuando se ponen de pie habiendo permanecido en reposo durante un tiempo previamente. El momento más doloroso es al levantarse de la cama por la mañana.


Las radiografías pueden mostrar lo que se denomina "espolón calcáneo", aunque he de decir que éste hallazgo no es la causa, sino la consecuencia, por lo que no siempre está presente.
La Resonancia Magnética puede ser de ayuda también.


El tratamiento consistirá en medidas conservadoras en primer lugar, como puede ser los antinflamatorios y analgésicos, el frío local repetido, taloneras y plantillas o zapato de tacón, perder peso y realizar ejercicios de estiramiento; medidas semiconservadoras como las infiltraciones de corticoides y la fisioterapia; y finalmente las medidas más agresivas, fundamentalmente la cirugía minimamente invasiva o la cirugía abierta dependiendo de los casos. 

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario