sábado, 25 de mayo de 2013

CASO CLINICO SOBRE FRACTURA DE CALCANEO EN MULTIPLES FRAGMENTOS

Aquí estoy de nuevo con otro caso clínico que he operado recientemente.

No siempre es fácil recabar las fotos de las radiografías, pero en este caso si dispongo de ellas.

Se trata de un paciente de mediana edad que tras sufrir una caída de una altura considerable de pie, acude a urgencias con una fractura multifragmentaria de los huesos calcáneos de ambos pies (el calcáneo es el hueso del pie que está en contacto último con el suelo y por tanto el que más fuerza de impacto recibe en caso de traumatismo de altura.

Pues bien, estos casos en los que la fractura es tan conminuta, que se llama, por presentar tantos fragmentos diferenciados, son muy difíciles de tratar quirúrgicamente con una osteosíntesis, es decir, una reposición exacta de los fragmentos en su lugar y fijación con material metálico, ya que, existe una pérdida ósea importante, quedando de esa forma muchas irregularidades en las carillas de la articulación con los demás huesos. Como consecuencia de esto en poco tiempo estas irregularidades provocan artrosis prematura y el paciente empieza a presentar mucho dolor requiriendo una nueva intervención.

Recientemente se ha preconizado en la literatura científica que en éstos casos sería quizás mas interesante realizar una artrodesis de la articulación en sí, es decir fusionar esta articulación enferma desde el principio, con lo que se evitaría reintervenir al enfermo por segunda vez.

Esta técnica realizada de forma tradicional requiere una cirugía abierta, reposicionar los fragmentos en su lugar lo mejor posible y después artrodesar (fusionar) la articulación, con lo que las complicaciones de la herida tan extensa, la intervención tan larga y el riesgo aumentado de infección y demás problemas a nivel local, son un problema realmente.

Para ello se inventó el material de artrodesis que utilicé en este paciente: se coloca de forma percutánea sin cicatrices apenas, la intervención es muy rápida, pudiendo emplearse en ambos lados en una sola intervención y, el riesgo de complicaciones se minimiza mucho, por lo que es ideal en estos casos.

El paciente ha evolucionado favorablemente y esta caminando sin muletas.

Aquí os muestro las radiografías:





martes, 7 de mayo de 2013

UN CASO DE HALLUX RIGIDUS (ARTROSIS EN EL PRIMER DEDO DEL PIE)

Este paciente sufría de un profundo dolor en el primer dedo del pie fruto de una artrosis avanzada, a lo que se añadía una limitación de la movilidad casi completa, lo que se denomina anquilosis.

Por tanto tenemos 2 síntomas juntos: dolor y rigidez. Ambos ocasionaban una limitación de la marcha muy importante, por lo que el paciente no podía caminar apenas.

La solución que le ofrecí fué exclusivamente quirúrgica, dada lo avanzado de su problema.

Realicé una osteotomía de acortamiento de la cabeza (corte en el hueso) de lo que llamamos metatarsiano, que fijé con dos tornillos, como se aprecia en las radiografías y a su vez coloqué una prótesis parcial metálica en la falange que se articula con el mencionado metatarsiano.

Las fotografías son las siguientes: se puede ver la artrosis de la articulación en la primera radiografía y la solución quirúrgica del problema en la siguiente.




Para mi satisfacción y la del paciente he de decir que en estos momentos se encuentra libre de dolor y la movilidad no es completa pero sí que ha ganado mucha si lo comparamos con la que tenía previamente a la cirugía, permitiéndole esto caminar prácticamente sin problemas.  

domingo, 5 de mayo de 2013

LAS LESIONES DEL TENDON DE AQUILES SON MAS FRECUENTE EN HOMBRES

De acuerdo a un estudio publicado en la prestigiosa revista de pie y tobillo llamada "Foot and Ankle International" en abril de este año, los hombres son más dados a sufrir estas lesiones que las mujeres.

Por supuesto, el deporte que causa más lesiones de este tipo es el baloncesto. También tenis y rugby.

La media de edad se sitúa entorno a los 46 años y el 83% son hombres.

Deben tener especial cuidado los hombres de más de 30 años y con sobrepeso.

Y hemos de tener en cuenta que una lesión del tendón de Aquiles es un factor de riesgo inequívoco para sufrir lesión en otro lado.